Me compro un vestido tradicional del Tirol: mi experiencia comprando un Dirndl (Oktoberfest 2019)

Hallo!

Me parecía increíble que algún día fuera hablaros de moda en este blog, pero me encanta la ropa tradicional y, como algunos de vosotros sabréis por mi spam en Twitter, este año fui a Oktoberfest. Así que aquí está la entrada que prometí con mi experiencia comprando un Dirndl (sí, en mayúsculas, porque en alemán todos los sustantivos empiezan con mayúsculas :P).

Antes de nada, quiero aclarar que no soy una experta y todo lo que sé sobre este vestido lo he sacado de internet durante los últimos 2 meses, así que puede que haya leído algo que no sea verdad. Si veis algo mal o queréis matizar algo, adelante, tenéis la sección de comentarios a vuestra disposición. Pero recordad, todo con respeto.

Que qué es un Dirndl os preguntaréis algunos. Pues es el vestido tradicional de Baviera (sur de Alemania) y de Austria, o sea, el vestido que todo el mundo relaciona con Oktoberfest.

Cuando mi pareja y yo decidimos ir a Oktoberfest aprovechando la oferta que nos hicieron unos amigos que viven en Múnich, nadie pensaba que mi “pero vamos con vestido y todo, ¿eh?” fuera verdad, ni siquiera yo.

Sin embargo, después de horas mirando Dirndls me enamoré de ellos y me lo propuse en serio.

Así fue como empecé a investigar las piezas y las características tradicionales de este traje. Encontré este artículo supercompleto y superdivertido con trucos y sugerencias para Oktoberfest en el blog My Wander Lusty Life, escrito por una guía turística en Múnich.

Ahí aprendí un par de cosas importantes para comprar un Dirndl: el largo es desde la rodilla hasta los tobillos, normalmente consta de tres piezas (vestido, blusa, mandil), así que hay que estar atenta (sobre todo si lo compras por internet) de que compras las tres piezas de una vez o ser consciente de que te falta la blusa. Con todo esto en mente, empecé mi búsqueda de un Dirndl perfecto para mí.

Como no quería gastarme un pastizal en un vestido que probablemente llevaría una vez, opté por mirar en Amazon Alemania para poder leer opiniones más expertas en el tema.

Encontré varios modelos con las tres piezas con un precio que rondaba los 50 euros e hice un archivo de Excel para poder compararlos y poner comentarios. Fui mirando que fueran sencillos y tradicionales. Ya que me tomé todo el trabajo, os lo dejo aquí por si queréis utilizarlo.

También miré en Wallapop y Vinted (aplicaciones para vender ropa de segunda mano y otras cosas). Pero en España había poco material, aunque sorprendentemente en República Checa había algunos vestidos interesantes.

Además de en esas aplicaciones, mis amigos que viven en Múnich me recomendaron tiendas en línea para comparar precios, calidad y diseños:

  • Sedlmeir
  • C&A
  • Después de encontrar el mío, una amiga me dijo que en Tchibo (una tienda muy popular en República checa y Polinia) también tienen unos muy chulos y asequibles.

Sin embargo, después de darle muchas vueltas al asunto, me decidí a comprar el nº 6 de la lista que hice, pero cuando llegó a casa… me llevé una desilusión porque no era para nada lo que esperaba. Tuve que comprarlo una talla más grande porque no había de la mía. La cintura me estaba bien, pero el pecho (lo más importante) era enorme. Además, la calidad dejaba que desear. Sé que fui a lo barato, pero no esperaba que fuera tan cutre. Mi novio describe la tela como la tela con la que hacen los paraguas :D. Sin embargo, dije que era mejor eso que nada y que mi madre (que es toda una manitas, podía arreglarlo).

Pero no todo estaba perdido. Unos días después fuimos al mercado local de mi pueblo, y pueden que los planetas se alineasen o que realmente estuviera destinada a bailar polkas en Oktoberfest, pero por alguna razón en un puesto de cosas de segunda mano mi madre encontró ¡¡un Dirndl de mi talla y del color que yo quería por tan solo 2 euros!!

Mi cara de asombro cuando mi madre lo sacó fue impresionante, me enamoré de los bordados (aunque no me gusta el color rosa) y del tono de verde que tenía (exactamente el que yo quería). La etiqueta decía Salzburg Trachten, la tela era de lino y tenía el bolsillo tradicional escondido en el lado derecho de la falda… Cuando me lo probé por encima de la ropa y me quedó perfecto, flipamos.

No nos quedó otra que llevárnoslo. Lo malo es que no tenía ni blusa ni delantal, pero como ya he dicho, mi madre es costurera en sus ratos libres y compramos tela rosa con lunares blancos superpequeños para los vestidos de la feria de mi pueblo e hicimos un delantal usando el del vestido de Amazon como patrón.

En cuanto a la blusa, iba a ser más difícil porque las blusas tradicionales son muy especiales (cortas, con escote pronunciado y con un cuello muy adornado). Así que nos dedicamos durante días a buscar blusas blancas con mangas bombachas y sin cuello (una versión más normalita y campesina de las blusas tradicionales) por todas las tiendas de mi pueblo hasta que dimos por la blusa perfecta por tan solo 8 euros. Allí mismo también compramos una corona de flores, porque había visto que era muy popular decorarse el pelo con trenzas y flores.

Como calzado utilicé unas botas negras y, más tarde, pensando que haría fresquito me compré una rebequita del color rosa más parecido que encontré.

Mis botas era parecidas a estas.

Con todo esto me fui a Alemania, solo me quedaba por comprar el colgante tradicional de estilo choker con la flor Edelweiss, que sabía que iba ser difícil encontrarlo en España. Pensaba comprármelo en los puestecillos de la feria dentro del Oktoberfest junto con una de las pinzas con tu nombre, pero mi amiga, que en principio no quería comprarse un Dirndl, decidió comprarse uno movida por la envidia que me tenía :P.

Pareja con Dirndl y Lederhosen y sombrerito tradicional.

Así que fuimos a un centro comercial al más puro estilo del Corte Inglés, que hay al lado de la estación de tren de Múnich porque allí tienen una sección especial de Trachten, o sea, ropa tradicional. Allí tenían de todo, blusas, vestido de todos los precios, Dirndl de boda, accesorios, Lederhosen, etc. Lo flipé, todos eran tan bonitos…

En la sección de accesorios, encontré mi colgante Edelweiss y nos fuimos corriendo a la feria porque tardamos mas tiempo de que queríamos en elegir un vestido y la blusa para mi amiga.

En fin, así es como completé mi conjunto, solo me queda dejaros la foto de cómo quedó.

Me encantaría poder volver el año que viene y comprarme otro Dirndl, pero esta vez más largo, hasta los tobillos, de otro color (azul o rojo) y con botones por delante en vez de cremallera. Creo que largo es mucho más elegante y los botones más tradicionales. Y, por supuesto, una blusa de Dirndl de verdad.

Eso es todo lo que quería contarios. Os dejo por aquí otro artículo completo que encontré en alemán sobre las partes, accesorios y peinados. Si tenéis algún comentario o pregunta, no dudéis en escribirme. Y si queréis saber más sobre mi experiencia en la caseta y lo que vi por dentro, pasaros por mi próxima entrada.

Tchus!

*****

Si os ha gustado la entrada no os olvidéis de compartirla en las redes sociales y de suscribiros al blog en este enlace. Si queréis leer más sobre mis viajes y rutas de senderismo, pasaros por aquí.

*****

La fuente (Wikimedia y Pixebay) de todas las imágenes se pueden encontrar al hacer clic sobre la imagen correspondiente. La imagen de cabecera es de cosecha propia ;).

*****

Un pensamiento en “Me compro un vestido tradicional del Tirol: mi experiencia comprando un Dirndl (Oktoberfest 2019)

  1. Pingback: Mi experiencia en Oktoberfest 2019 | Translator's quill

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *